Palestina se convierte en el Estado Parte número 123 del Estatuto de Roma y otorga jurisdicción a la Corte Penal Internacional para conocer de los crímenes internacionales cometidos en su territorio.

Volver
El 1 de enero de 2015, Palestina marcó un precedente internacional frente a la defensa de los derechos humanos, al depositar ante el Coordinador Especial adjunto para el proceso de paz en el medio oriente de la ONU, diversos documentos relativos a la adhesión de dicho Estado a 16 tratados internacionales de Protección por los cuales el Secretario General de la ONU ejerce sus funciones de depositario. Entre estos se encuentra el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (en adelante CPI).
 
Estos documentos fueron sometidos al análisis del Secretario General de la ONU quien verificó en los últimos días la fecha de entrada en vigor de los diversos tratados para el Estado Palestino. En torno al Estatuto de Roma mediante la notificación de depositario de tratado (adjunto) el Secretario General decidió el 6 de enero de 2015 que el Estatuto de Roma (en adelante ER) entraría en vigor para Palestina a partir del día 1 de abril de 2015. Lo mismo sucedió frente al acuerdo de privilegios e inmunidades de la CPI, el cual entra en vigor para Palestina el día 1 de febrero de 2015 (Adjunto). Este deposito de instrumentos de adhesión por parte del Estado Palestino incrementa a 123 el número de Estados Partes al ER y a 74 el número de Estados Parte al acuerdo de privilegios e inmunidades de la CPI.  
 
Paralelamente, el presidente MAHMOUD ABBAS del Estado Palestino ha presentado ante el Secretario de la CPI una declaración aceptando la jurisdicción de la Corte Penal Internacional por parte del Estado Palestino, la cual estaba soportada en el artículo 12, parágrafo 3 del ER reconociendo la jurisdicción de la CPI para identificar, perseguir y juzgar autores y cómplices de crímenes de competencia de la Corte, cometidos en el territorio ocupado palestino, incluyendo el este de Jerusalén, a partir del 13 de junio de 2014. Esta afirmación hace referencia a la competencia ratione temporis, inscrita en el articulo 11-2 del ER, que desarrolla la competencia retroactiva de la CPI, teniendo en cuenta la decisión del Estado para investigar crímenes cometidos en una fecha previa al momento de entrada en vigor del ER para dicha Nación.
           
Asimismo, en la mencionada declaración el Estado Palestino manifiesta que cooperará incondicionalmente con la CPI y que dicha declaración tendrá vigencia a partir de su firma y por un periodo indeterminado[1]. Frente a lo anterior, el 7 de enero de 2015 el Secretario de la Corte ha remitido una carta al Gobierno de Palestina informándolo de la aceptación de dicha declaración y de su remisión al fiscal para su correspondiente examen.
 
Dicha declaración significa un esfuerzo paralelo de Palestina para que el fiscal de la CPI analice desde ahora la situación de Palestina frente a los crímenes cometidos en los territorios ocupados y avance en las investigaciones.
 
Esta iniciativa realizada por el Estado Palestino, es la continuación de una lucha que dio comienzo el 22 de enero de 2009, cuando la misma declaración se había radicado a instancias del Secretario de la CPI, pero que luego de un análisis realizado por el fiscal Luis Moreno Ocampo sobre la condición de Estado de Palestina como requisito sine qua non para concederle la jurisdicción a la CPI sobre un Estado no parte al ER, decidió no dar trámite a dicha solicitud y diferirla en el tiempo hasta tanto la Asamblea General de Naciones Unidas decidiera sobre la condición de “Estado” de Palestina con el fin de poder hacer parte del Estatuto de Roma.

Posteriormente, y respondiendo a una campaña mediática en pro de la competencia de la CPI sobre la situación Palestina, la fiscal actual de la CPI  Fatou Bensouda realizó una declaración el 02 de septiembre de 2014, en donde manifestó que una vez la Asamblea General de Naciones Unidas le ha concedido el estatus de “Estado no miembro observador” a Palestina mediante la Resolucion 67/19, dicha situación permitiría que el Estado Palestino en adelante pudiera manifestar su voluntad de hacer parte del Estatuto de Roma y por lo tanto otorgarle jurisdicción a la CPI para conocer de los crímenes cometidos en su territorio.

Este viraje de la fiscalía de la CPI, se ampara en una interpretación jurídica realizada sobre las condiciones actuales de Estado de Palestina, con posterioridad al otorgamiento de su condición de “observador” por la Asamblea General de Estados Partes de la ONU y con ocasión a las declaraciones realizadas por dicho Estado ante el Secretario de la ONU para hacer parte de tratados internacionales de derechos humanos, dentro de los cuales encontramos la convención sobre la imprescriptibilidad de crímenes de guerra y de crímenes de lesa humanidad, entre otros tratados cuya entrada en vigor para el Estado Palestino aún no ha sido definida.

Actualmente la oficina del fiscal de la CPI tiene la obligación de analizar los factores de admisibilidad y competencia de la CPI frente a los crímenes cometidos en la situación de Palestina. Al igual verificar el análisis de complementariedad de la CPI frente a la existencia de procedimientos nacionales iniciados frente a la comisión de estos graves crímenes internacionales.

Es de anotar que desde este momento, la fiscalía al verificar los elementos de admisibilidad ratione loci o personae, podrá conocer de crímenes cometidos por nacionales de Israel en territorios palestinos a partir del 13 de junio de 2014 y traducirlos en justicia a pesar de que el Estado de Israel no haga parte del Estatuto de Roma, lo anterior con base en el articulo 12 numeral 2 del estatuto de Roma.
 
A partir del presente momento, la fiscalía de la CPI deberá reiniciar el examen preliminar de la situación Palestina respecto a los crímenes cometidos sobre su territorio a partir del 13 de junio de 2014. Esta vez argumentos sobre el reconocimiento internacional en tanto “Estado” de Palestina no podrán ser argüidos para justificar la inacción del ente fiscal internacional.
 
En adelante el Centro de Estudios Juan Gelman realizará un seguimiento cercano al examen preliminar de la Situación Palestina que realice la Fiscalía de la CPI a partir de este momento.
 
 
 
[1] http://www.icc-cpi.int/iccdocs/PIDS/press/Palestine_A_12-3.pdf